Causas, síntomas, tratamiento y más sobre los cálculos biliares

marzo 15, 2022

La colelitiasis o cálculos biliares son depósitos endurecidos de bilis que se forman dentro de la vesícula biliar. La vesícula biliar es un pequeño órgano que se encuentra debajo del hígado. En Ecuador, se estima que el 20% de la población padece de esta patología.

 

En pacientes con cálculos biliares que no presentan síntomas o que son descubiertos incidentalmente, la probabilidad de desarrollar síntomas o complicaciones es de 1 a 2% por año.

 

CAUSAS

La primera causa es la sobresaturación del colesterol: normalmente la bilis puede disolver la cantidad de colesterol excretado por el hígado, pero si el hígado produce más colesterol del que la bilis puede disolver, el exceso de colesterol puede precipitarse en forma de cristales. Estos cristales quedan atrapados en el interior de la vesícula biliar, produciendo lodo o barro biliar. Con el tiempo los cristales pueden agruparse y formar cálculos.

 

La segunda causa es el exceso de bilirrubina secretado por el hígado, un pigmento amarillo derivado de la descomposición de los glóbulos rojos. Ciertas enfermedades hematológicas hacen que el hígado secrete demasiada bilirrubina a través del procesamiento de la descomposición de la hemoglobina.

 

La tercera causa es la contractilidad alterada de la vesícula, es decir si la vesícula no se vacía adecuadamente y la bilis puede concentrarse y formar cálculos biliares.

 

FACTORES DE RIESGO

Entre los principales factores de riesgo se menciona a la obesidad, la edad más de 40 años, el sexo femenino, el embarazo, la genética, la nutrición parenteral total, la rápida pérdida de peso y el uso de cierto tipo de medicamentos como son los anticonceptivos orales.

 

SÍNTOMAS

Los pacientes con cálculos biliares típicamente presentan síntomas de cólico biliar, es decir, episodios intermitentes de dolor abdominal agudo y constante en el cuadrante superior derecho del abdomen a menudo asociado a náusea y vómito. El cólico biliar generalmente es causado por la contracción de la vesícula biliar que trata de expulsar un cálculo. Cuando la vesícula se relaja los cálculos pueden caer nuevamente en la vesícula y el dolor desaparece en 30 a 90 minutos. La ingesta de comidas grasas y ricas en proteínas pueden desencadenar un cólico biliar. Si el dolor persiste puede ocasionar una inflamación de la vesícula que se la conoce como colecistitis aguda.

 

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico empieza con un adecuado interrogatorio por parte del médico donde se preguntan factores de riesgo, factores desencadenantes, tipo y localización del dolor,

Es importante además un adecuado examen físico.

En segundo lugar, se solicitan exámenes básicos de laboratorio y pruebas de función hepática.

La ecografía continúa siendo la primera línea y la mejor modalidad de imagen para diagnosticar cálculos biliares. En algunas ocasiones es necesario solicitar una tomografía o resonancia magnética.

 

COMPLICACIONES

Las principales complicaciones de esta enfermedad son la inflamación de la vesícula, la inflamación del páncreas, infección de las vías biliares, potencialmente se puede desarrollar cáncer de vesícula y de la vía biliar. 

 

TRATAMIENTO

El tratamiento claramente definido es la extirpación de la vesícula biliar que técnicamente se conoce como colecistectomía y en la gran mayoría de los casos la realizamos por vía laparoscópica, pero en ocasiones la realizamos con la técnica abierta o convencional.

 

Dr. Rodrigo Quiñones Sanz

Cirugía General y Laparoscopia

Clínica Integral

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email